La pasión por el Señor, la vuelta al primer amor y a buscar en primer lugar el reino de Dios y su justicia debe inundar nuestras mentes y corazones. Todo ello provocará un levantamiento de la iglesia que nos lleve a resplandecer en medio de nuestros hogares, iglesia, esta barriada, Zaragoza, España y hasta lo último de la tierra.

Con este lema pretendemos trabajar que cada hermano de la iglesia renueve su compromiso con el Señor; que cada persona pueda encontrar su lugar de servicio y lo lleve a cabo con responsabilidad y alegría.