Dios puede hacer mucho más de lo que puedes imaginar

“Dios tiene poder para hacer mucho más de lo que le pedimos. ¡Ni siquiera podemos imaginar lo que Dios puede hacer para ayudarnos con su poder!” (Efesios 3:20 TLA)

El sueño de Dios para tu vida es exponencialmente más grande que tu sueño. Es eternamente significativo.

Hay un montón de sueños que podrías tener y que pueden parecer grandes, pero no serían significativos. Tú podrías soñar con ser un millonario a cierta edad, ¿pero con qué propósito? ¿Crees que Dios te puso en este planeta para vivir para ti mismo? ¡Por supuesto no! El sueño de Dios para tu vida es más grande que tu sueño.

Efesios 3:20 dice que, “Dios tiene poder para hacer mucho más de lo que le pedimos. ¡Ni siquiera podemos imaginar lo que Dios puede hacer para ayudarnos con su poder!” (TLA)

Yo nunca he sido acusado de tener pequeños sueños. Tengo grandes visiones de la vida. Sin embargo, Dios dice, “Rick, piensa en la cosa más grande que podías hacer en tu vida, la mejor manera que podía bendecir tu vida. Soñar el sueño más grande, la más grande visión, ¡y puedo superar eso”!

No tienes ni idea de lo que Dios quiere hacer en tú vida. Tú estás viviendo una pequeña fracción de lo que eres capaz de hacer. Tú estás haciendo con tu vida de una pequeña parte de lo que Dios quiere hacer en tu vida.

Dios quiere que sueñes en grande. Él quiere que tú bases tu sueño no en lo que tú piensas que tú puedes hacer, sino en lo que tú piensas que Dios puede hacer. Él quiere que uses la imaginación que te dio, porque soñar en grande lo honra. Muestra fe. Esto demuestra la confianza.

Hace muchos años la Iglesia Saddleback compró 120 acres de tierra para nuestro campus. Eso es más grande que Disneylandia! Cuando se corrió la voz, decía la gente: “¿Qué clase de iglesia es ésta que va a ir a comprar 120 acres de propiedad en el Condado de Orange? ¿Quiénes creen aquellas personas que son?”

Cuando escuché eso, me dije: “Esa es la pregunta equivocada. La pregunta debería ser: “¿Quién creemos que Dios es?” “Estábamos soñando grande porque sabíamos que Dios tenía un gran plan para Saddleback.

Deja que el tamaño de tu Dios determine el tamaño de tu meta.

Reflexiona sobre esto:

  • Si tú pudieras haber hecho realidad un sueño en tu vida, ¿cuál sería?
  • ¿Tiene dificultades para aceptar que el sueño de Dios para tu vida es más grande y mejor que tu más grande y mejor sueño? Si es así, ¿por qué?
  • Tómate tu tiempo para orar y pedirle a Dios cómo quieres que te permita ampliar y refinar tus objetivos para que reflejen tu confianza en su gran visión para ti y para el mundo.

0 Comentarios

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *