ROMANOS: LA LEY Y LA CONCIENCIA

Y es que si los no judíos, que no tienen ley, actúan de acuerdo con ella movidos de la natural inclinación, aunque parezca que no tienen ley, ellos mismos son su propia ley. La llevan escrita en el corazón, como lo demuestra el testimonio de su conciencia y sus propios pensamientos, que unas veces los acusan y otras los defienden. (Romanos 2:14-15)
 
 
Vamos a ponernos de nuevo en contexto. Pablo está tratando de argumentar la necesidad de todo ser humano de la salvación de Dios. Primero habló acerca de los moralistas y afirmó que serían juzgados conforme a sus propias normas, que drásticamente aplicaban a otros y se excusaban en ellos mismos. Después el apóstol habló a los judíos y les dijo que no basta con tener la ley y sentirse orgullosos de ello; lo que verdaderamente cuenta es el cumplimiento de la misma. Pablo habla en este pasaje a los no judíos.
 
Una persona no judía bien podría argumentar que desconoce la ley, que no pertenece al pueblo de Israel y, por tanto, su desconocimiento le exime del cumplimiento. En derecho hay un principio que afirma que la ignorancia de la legislación no exime al ciudadano del cumplimiento de la misma. Sin embargo, si eso no fuera suficiente Pablo desarrolla en este pasaje el concepto de la ley natural, es decir, ese principio del bien y del mal que reside en el corazón de todo ser humano -en su conciencia- y que ha sido puesto allí por Dios. No existe ninguna personal que sea amoral -salvo que padezca una patología psicológica- y lo que indica en apóstol es que sea cual sea su moralidad de seguro que no está a la altura de lo que él mismo considere como el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto. Es cierto, ninguno de nosotros damos la talla, no con respecto a lo que Dios espera de nosotros, sino ni siquiera con lo que nosotros esperamos de nosotros mismos. En definitiva, Dios juzgará según la conciencia del ser humano, a lo que conoce y tiene la capacidad de conocer.
 
 
¿Cuán sensible eres a la voz de tu conciencia iluminada por el Espíritu Santo?
Por Félix Ortiz, pastor de la IEB Bona Nova

0 Comentarios

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *