ROMANOS: PARADOJA

Es más, el que sin estar físicamente circuncidado cumple la ley, te juzgará a ti que estás circuncidado y posees la ley escrita pero no la cumples. (Romanos 3:27)
 
 
No olvidemos el contexto. Pablo está argumentando que todo ser humano necesita la salvación de Dios. Las principales objeciones, como no podía ser de otra manera, provienen de las personas religiosas que sienten que su religiosidad les da un estatus superior al resto. 
El apóstol en los versículos en los que está ubicado el texto arriba reproducido está planteando una paradoja. Vale la pena mirar detenidamente la definición de esta figura del lenguaje: Una paradoja (del latín paradoxa, ‘lo contrario a la opinión común’) es una idea extraña opuesta a lo que se considera verdadero a la opinión general. También se considera paradoja a una proposición en apariencia falsa o que infringe el sentido común, pero no conlleva una contradicción lógica. Lo que Pablo está afirmando es una auténtica y abrumadora paradoja, nos guste o no nos guste; aquellos que practican los principios de la ley aunque no pertenezcan al pueblo escogido juzgarán a los que perteneciendo físicamente no la cumplen.
Pensemos ahora en términos evangélicos y leamos el versículo teniendo en mente la paradoja. Sonaría algo así como: “Es más, el que sin estar bautizado ni pertenecer a una iglesia evangélica vive los principios del Reino, te juzgará a ti que estás bautizado y perteneces a una denominación cristiana, que tienes la Biblia pero no la cumples”. ¿Qué nos hace pensar esto? Pues volviendo a las enseñanzas de Jesús, que al auténtico seguidor suyo se le conoce por su estilo de vida y, a la vez, nos ha de llevar a una actitud de mucha humildad y reconocimiento hacia mucha gente que sin ser “de los nuestros” viven con mucha más profundidad el mensaje del Reino que nosotros.
¿Qué implicaciones tiene para tu vida esta paradoja?
Por Félix Ortiz, pastor de la IEB Bona Nova

0 Comentarios

Añadir Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *